La Comunidad de Madrid rebajó un 42% el gasto para reformas de los techos del hospital 12 de Octubre

El estado de los techos del hospital 12 de Octubre de La ciudad de Madrid “no es justamente el mejor deseable”, conforme un informe realizado por los servicios técnicos del centro para justificar unas obras de reforma. Tan poco deseable que han estado cuatro días, desde la madrugada del jueves pasado, derrumbándose por la lluvia. A pesar del deterioro del edificio, la Comunidad de La ciudad de Madrid rebajó en un 42% el presupuesto de la más reciente fase de “reforma y adecuación” de techos adjudicada en el mes de diciembre de 2015 a la compañía Constructora Ejuca.

El Gobierno de Cristina Cifuentes (PP) había asignado 566.900 euros a la recuperación de una serie de ficticios techos de escayola en los edificios de Morada General y Materno Infantil del hospital 12 de Octubre. La orden de adjudicación firmada por el jefe general de Coordinación de Atención al Ciudadano y Humanización de la Asistencia Sanitaria concedió los trabajos a Ejuca por 325.400 euros. Poco más de la mitad de los previsto por Sanidad. La consejería justificaba el encargo por ser la mejor oferta “siendo la de precio más bajo”. Delante de tal rebaja, que le hizo ganar entre 29 aspirantes, la constructora ha tenido que justificar “la desproporcionalidad”.

La excusa de las obras contratadas a finales de 2015 –para ejecutarse durante 2016– sí dejaba claro que las limitaciones presupuestarias obligaban a escoger qué zonas reparar pero que eran muchísimos los techos en mal estado: consiste en “zonas muy concretas que han sido determinadas por los servicios técnicos del hospital en las que existe un serio riesgo de desprendimiento”, señala el pliego para, de inmediato, indicar de que “estas no son las únicas zonas en las que existe este riesgo, tal como lo han informado los servicios técnicos del hospital a instancias superiores”. A pesar de eso, el consejero de Sanidad de La ciudad de Madrid, Jesús Sánchez Martos, indicó tras el primer accidente que si hubiera riesgo de derrumbe “se cerraría el hospital”.

El mal estado de los techos del centro no es sobrevenida ni desconocida. Los técnicos dejaban por escrito a finales del año pasado que “muchas de las zonas sobre las que se va a actuar no han sido modificadas ni reformadas desde su inauguración” en 1973. Desde entonces, el complejo ha ido creciendo hasta atender una población de 431.000 personas y gestionar 6.600 profesionales y 1.287 camas, conforme su memoria de 2015. La dejadez en el mantenimiento de este trasatlántico sanitario ha sido recientemente denunciada por el sindicato MATS que dio la voz de alerta sobre estos últimos derrumbamientos.

Conque, delante de el deterioro, “el hospital, con sus medios, ha ido efectuando sucesivas reparaciones en diferentes zonas del complejo de acuerdo se han ido produciendo desprendimientos”, recordaba el documento.

A pesar de ello, el consejero Sánchez Martos, ha insistido en que se está abordando este inconveniente en un plan por fases al que, ha asegurado, se destinarán cuatro millones de euros. “Priorizado”, lo ha calificado Sánchez Martos. La más reciente de estas fases es la que pasó de medio millón a poco más de 300.000 euros.

Autor: Raúl Rejón
Fuente: Eldiario.es

Deja un comentario