El objetivo e impasible Renger-Patzsch, fotógrafo industrial de la Nueva Objetividad alemana

El objetivo e impasible Renger-Patzsch,  fotógrafo industrial de la Nueva Objetividad alemana

Quizás por su formación universitaria como químico, el fotógrafo alemán Albert Renger-Patzsch (1897-1966) necesitaba examinar con detenimiento y mostrar con frialdad desapasionada los temas que retrataba. Se alejaba conscientemente del vanguardismo experimental que primaba en su tiempo, el periodo de entreguerras, y optaba por anular la emotividad y decidirse hacia una claridad impasible.

Era el único fotógrafo destacable de la Nueva Objetividad, el grupo de artistas alemanes que en las décadas de los años veinte y treinta, principalmente difíciles para un estado que termina de sufrir las consecuencias de la derrota en la I Guerra Mundial y también en el que anidaba el germen del nazismo que conduciría a la segunda. Una colección semiinédita de Renger-Patzsch sobre las instalaciones industriales de la cuenca del Rurh, en ese instante la zona más boyante del campo primario europeo, se exhibe en Múnich.

Albert Renger-Patzsch. Ruhrgebietslandschaften (Paisajes industriales del Ruhr), que tiene en cartel, hasta el 23 de abril de 2017, la Pinacoteca Nueva de la ciudad bávara, muestra 83 imágenes de una extensa serie sobre el área que el fotógrafo recorrió extensivamente entre 1927 y 1935, cuando ya era considerado uno de los artistas más destacables de la Neue Sachlichkeit (Nueva Objetividad, en alemán).

La colección, de gran relevancia histórica por el hecho de que casi todo el fichero de Renger-Patzsch fue destruido por los bombardeos aliados en contra de la Alemania nazi, contesta a las premisas con las que trabajaba el fotógrafo: mostrar la textura de la realidad para representar la esencia de los objetos o paisajes. En una línea semejante a la de su compatriota August Sander o el realista estadounidense Edward Weston reducía a tope la emotividad y se adjudicaba la condición de observador sereno, objetivo e impasible.

«El secreto de una buena foto, que como una obra de arte puede tener cualidades estéticas, es su realismo… Dejemos, pues, el arte a los artistas para esforzarnos en crear, con los medios propios de la foto y sin tomar nada prestado del arte, imágenes que prevalecerán simplemente por sus cualidades fotográficas», escribió en alguna ocasión esta impávido cazador con mirada de científico.

‘Emotividad reservada’
Las afueras de los pueblos, estanques, caminos rurales, descampados, minas de carbón a cielo abierto, viviendas y, principalmente, establecimientos industriales eran capturados por Renger-Patzsch en busca de la esencia final de cada asunto. Los organizadores de la exposición destacan la «emotividad reservada» y las «composiciones claras» como marcas de estilo, singulares por el hecho de que no encajaban del todo en las ambiciones de los pintores de la Nueva Objetividad de conseguir la violenta y tensa desesperación de la era.

Pese a que el estilo del artista ha sido superado y puede parecer desde el presente un tanto pasado de moda, Renger-Patzsch deseaba probar que la tecnología y la industria son formalmente una imitación de la naturaleza. Con una ferviente fe en la armonía subyacente en toda la creación —una certeza que también hoy resulta ingenua—, la maestría técnica del fotógrafo y su compromiso con un estilo de exactitud casi quirúrgica, como han anotado los historiadores, son indiscutibles.

Influencia en los posmodernos
La serie de paisajes del Ruhr, concluyen desde el museo, es una «obra maestra de la foto industrial y paisajista modernista», con una influencia de la serie que persiste en la foto actual, por ejemplo, en la obra de los posmodernos Bernd y Hilla Becher.

«Cerca de 80 años tras que fueron tomadas, las fotos de Albert Renger-Patzsch son más relevantes que jamás por el hecho de que sirven como un comentario visual sobre las discusiones actuales relacionadas con el urbanismo expansionista y la rehabilitación de los paisajes tras el agotamiento o cierre de las explotaciones mineras», agregan los organizadores de la muestra.

kd8uey2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.