Costa revela que FCC pagó 150.000 euros al PP a través de un hermano de Mayor Oreja

Primero fue ante la Fiscalía Anticorrupción y este jueves se ha repetido ante una jueza de instrucción de Valencia. El que fue número dos del Partido Popular de la Comunidad Valenciana, Ricardo Costa, se ratificó en que entre finales de 2007 y principios de 2008 mantuvo un encuentro con el entonces consejero delegado de FCC, José Mayor Oreja, en el que este le entregó 150.000 euros en efectivo “para ayudar al partido en la campaña de las elecciones de 2008”. Costa aseguró que el ahora director de la Fundación ACS le entregó el dinero “en un fajo de billetes de 500 euros que sacó directamente de la chaqueta”, según refleja el acta de la declaración a la que tuvo acceso El Confidencial.

Costa compareció hace varias semanas ante los fiscales Vicente Torres y Pablo Ponce en una decisión que daba continuidad a su confesión en el juicio celebrado en la Audiencia Nacional por la financiación ilegal del PP valenciano, del que ha salido condenado a cuatro años por delito electoral y falsedad documental aunque con pena inferior a la que solicitó inicialmente el Ministerio Público. En su nueva delación, el pequeño de los hermanos Costa relató en gran parte lo mismo que durante la vista oral ante el magistrado José Manuel Vázquez Honrubia: que había un sistema de financiación irregular en el partido con fondos opacos y que tanto Francisco Camps como sus vicepresidente Víctor Campos, primero, y Vicente Rambla, después, estaban al corriente y participaban en la ejecución del mismo. Los tres figuran como investigados por esta declaración.

La declaración de Ricardo Costa ante la Fiscalía Anticorrupción en la que señala a José Mayor Oreja.

La novedad es que Costa introdujo un elemento que ha permitido abrir una causa específica en un juzgado de instrucción valenciano: un pago del representante de la empresa FCC, cotizada que resultó adjudicataria en una UTE de uno de los contratos de construcción del circuito de Fórmula 1 de Valencia. Fomento de Construcciones y Contratas lideraba la unión de empresas que compartía con Pavasal y Becsa, una filial de la entonces Lubasa, otra de las empresas señalada en la sentencia de la Audiencia Nacional sobre la financiación irregular del PPCV. El juzgado 17 de Valencia investiga si pudo producirse malversación de fondos, prevaricación y falsedad documental en los contratos de las obras del circuito valenciano adjudicados en 2007, poco antes de la reunión que Costa dice que mantuvo con Mayor Oreja.

No es la primera vez que José Mayor Oreja sale salpicado en asunto de pagos a la formación conservadora. Su nombre también apareció en los llamados Papeles de Bárcenas vinculados a dos pagos al partido por importe de 165.000 euros, aunque negó ante el juez que sus entregas al PP fueran donaciones ilegales. Fuera por esta razón o por otra (la compañía dice que no tuvo nada que ver), el ejecutivo abandonó la cotizada en 2013. No obstante, fue rescatado por Florentino Pérez para dirigir la Fundación ACS, cuyo patronato preside el propio líder de la constructora y presidente del Real Madrid. El diario ‘Voz Populi’ publicaba hace unos días que esta entidad filial de ACS ha sido bastante generosa con fundaciones vinculadas a formacione políticas y que el año pasado donó, por ejemplo, 100.000 euros a la FAES de José María Aznar y la misma cantidad a la Fundación Pablo Iglesias, históricamente ligada al PSOE.

Ricardo Costa reveló en su comparecencia ante los fiscales que antes de su confesión en la Audiencia Nacional recibió “numerosas” llamadas telefónicas de Camps, tanto a él como a su mujer pero que decidió no contestar a ninguna. En su relato se retificó en que en 2006 tuvo una reunión con el entonces vicepresidente, Víctor Campos, en la que este le dijo que mientras estuviesen en las instituciones “no le faltaría dinero para el partido”. En ese momento, dijo, le abrió un cajón o un armario y le enseñó unos sobre que no llegaron a abrir, según su testimonio. Se trataba del dinero procedentes de entregas de empresarios que, según señaló, Campos gestionaba por indicación de Francisco Camps y de Juan Cotino.

“Campos era la persona que posteriormente señalan en función de las aportaciones que habían realizado, quiénes eran los adjudicatarios de lo contratos, queriendo matizar que si bien exisitía una correlación entre aportaciones y adjudicaciones éstas podían ser tanto pidiendo a los empresarios que habían resultado adjudicados que realizasen un determinada aportación como, debido a que tenían contratación pública por la Generalitat valenciana, se les pedía que realizasen aportación”, se escribe sobre la comparecencia realizada el 21 de marzo por Costa.

Noticia de El Confidencial (Ver noticia original)

Deja un comentario

loading...