Anna Gabriel: “Si hay una petición de extradición, pediré asilo en Suiza”

“Yo no nunca hubiera elegido venir a Suiza, la situación me ha forzado a hacerlo”. Así ha respondido Anna Gabriel a la decisión del Tribunal Supremo de ordenar su detención tras no comparecer este miércoles ante el juez Pablo Llarena como investigada en la causa contra el ‘procés’ ​. La exdiputada de la CUP ha asegurado que si la Justicia española solicita su extradición -como ha pedido la Fiscalía- “pediremos asilo” y que solo volverá “a casa” si la causa es archivada.

En una entrevista en TV3, la ‘cupaire’ ha denunciado que vive una situación de “excepcionalidad” y que “se está trabajando para convertirnos en culpables”, señalando a los medios de comunicación y al Gobierno de Mariano Rajoy. De hecho, cree que existe “una persecución política porque lo que nos quieren atribuir no existe”, por lo que la intención de sus abogados –el exdiputado de la CUP Benet Salellas y el suizo Oliver Peter, experto en extradiciones– es “poner en un espejo al sistema judicial y al Ejecutivo de España”.

Anna Gabriel ha querido dejar muy claro que “esto no se trata de una lucha personal” sino de una lucha encaminada a “denunciar las injusticias”, que “se archive la causa”, “los presos políticos salgan de prisión” y que “puedan volver” los que están huidos de la justicia. Muy serena, ha explicado que su objetivo más inmediato es “poner en evidencia que se nos está persiguiendo por una actuación estrictamente política”, “estar al lado de la democracia” y demostrar que, en ningún caso, ha habido “rebelión armada ni violenta”.

“Se nos quiere liquidar y humillar”

Gabriel ha recordado que “no es nada fácil ni agradable” estar lejos de su familia y de su país, y que este proceso está siendo “duro” y “doloroso”. “No estoy aquí de vacaciones”, ha querido dejar muy claro. Desde Suiza seguirá “reivindicando” la situación que, según ha dicho, está viviendo no solo ella, sino el soberanismo en general. En este punto, ha denunciado que “se nos quiere liquidar y humillar” –”y eso es denunciable”, advierte–, por lo que su papel en Suiza será “conseguir más democracia por todo el país” y que “la República catalana sea un lugar de acogida para todos”, incluido los “refugiados”.

También ha defendido su estrategia judicial, muy distinta a la que de su compañera de partido, Mireia Boya, investigada en la misma causa y que hace una semana sí acudió a declarar al Supremo para asegurar que la declaración unilateral de independencia no fue cosmética sino real. “Hemos decidido desdoblar la estrategia. Mireia decidió presentarse y otros han aprovechado para salir al exterior para denunciar la vulneración de derechos”, ha dicho en referencia no solo a ella, sino al resto de huidos de la justicia como el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y los ‘consellers’ cesados Toni Comín, Clara Ponsatí, Meritxell Serret y Lluís Puig.

Noticia de El Confidencial (Ver noticia original)

Deja un comentario

loading...