Mazazo al millón de afectados por el IRPH: el Supremo le da la razón a las entidades bancarias

HÉCTOR M. GARRIDO

  • El alto tribunal estima que la mera referenciación de un préstamo hipotecario a este índice “no implica falta de transparencia ni abusividad”.
  • Se estima que un millón de familias contrató su hipoteca con IRPH y no con el euríbor que, en lo peor de la crisis, estuvo hasta 3,4 puntos más barato.
  • La banca aseguraba a sus clientes que el IRPH era más estable y seguro… pero aún hoy es dos puntos más caro.

Compraventa de vivienda

La banca española se ha llevado este miércoles el primer gran alegrón judicial, después de los mazazos que les supuso perder en los tribunales los casos hipotecarios por las cláusulas suelo y, más recientemente, por las multidivisa. 

El Tribunal Supremo ha dictaminado en su favor en el caso del IRPH, el Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios al que estaban indexados los intereses de aproximadamente un millón de familias. El alto tribunal ha fallado que la mera referenciación de un préstamo a este índice “no implica falta de transparencia ni abusividad”, asegura en un comunicado previo a la sentencia, cuyo texto íntegro se conocerá en los próximos días.

El pleno de la Sala Civil se pronuncia así sobre el recurso de casación que interpuso Kutxabank contra una sentencia de la Audiencia Provincial de Álava que había anulado los intereses por IRPH aplicados a uno de sus clientes porque consideraba que no había existido transparencia en la aplicación de este índice y no otros, como el Euríbor, al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas.

El fallo se esperaba con expectación porque varias audiencias provinciales fallaron en sentidos opuestos. Las de Barcelona, A Coruña, Palma, Valencia o Zaragoza dictaminaron en el mismo sentido del Supremo, pero otras como Álava, Vizcaya, Salamanca, Alicante, Cádiz, Murcia —y alguna sección de Madrid— consideraron que estos índices no se habían vendido de forma transparente para que el cliente conociera lo que implicaba.

Kutxabank había perdido su caso en Álava y al ver la diferencia de criterios judiciales decidió acudir al Supremo mediante un recurso de casación. Es decir, para unificar la doctrina en los tribunales.

“Si la sentencia dice que incluir solo la mención al IRPH en el contrato es suficiente transparencia, el resto de afectados que se olviden de poder recuperar su dinero“, explicaba José María Erauskin, de Abogados Res, el bufete que ha llevado el caso particular de un cliente alavés, que es el que ha servido al Supremo a fijar hoy esta doctrina que supone un mazazo para tantos clientes.

Pero… ¿qué pasó con el IRPH?

La sentencia no ha servido para juzgar el IRPH —es un índice legal que promedia los costes de todos los préstamos hipotecarios de más de tres años que existen en el mercado— sino que su inclusión en los contratos fuese suficientemente transparente para que los clientes entendiesen su efecto sobre lo que pagaban cada mes por elegir ese índice para su hipoteca de tipo variable y no, por ejemplo, el habitual euríbor, que es el mayoritario.

El atractivo de este índice, según vendía la banca, era que pese a ser un índice más caro, también era más estable que el euríbor y se evitarían sorpresas en las oscilaciones de este. En la práctica, lo que ha implicado es que las familias que aceptaron el IRPH en su hipoteca no se beneficiaron de la profunda caída del euríbor y que el diferencial entre ambos intereses se llegase a ampliar —como pasó en julio de 2013— hasta los 3,4 puntos.

Los afectados por el IRPH denunciaban que la mera mención del índice en el contrato no era suficiente para que el cliente entendiese su efecto, si no se les acompañaba de cuadros comparativos, diferenciales de cuotas y posibilidades de elegir otros índices si no lo consideraban adecuado. La sentencia de tribunales como el de Álava iban en ese sentido. La del Supremo, ha ido en sentido contrario.

Noticia de 20 Minutos (Ver noticia original)

Deja un comentario